DIOS MI PROVISIÓN

/ / Devocionales

Abraham llamó a aquel lugar Yahveh-jireh (que significa «el Señor proveerá»). Hasta el día de hoy, la gente todavía usa ese nombre como proverbio: «En el monte del Señor será provisto». Génesis 22:14 Nueva Traducción Viviente (NTV).

El no solamente da provisión a los suyos, sino que Él es la provisión. Donde está Él ahí hay provisión y más.

El Todopoderoso es el Proveedor de todo. Por medio de su poder Él ha provisto para toda su creación desde el inicio, y su provisión no se agotará. Él provee energía a las estrellas durante su existencia, provee aire para todo ser vivo y alimento para todo el que lo necesite. El SEÑOR da su tierra y semilla a los que siembran, y a su debido tiempo envía lluvia a los que trabajaron la tierra. No solamente provee para lo necesario sino que su misericordia nos da mucho más.

El SEÑOR nos dio a su Hijo y con Él todas las cosas, incluyendo plenitud, salud y grandes sueños (Isaías 53:4-5, Jeremías 29:11). El Padre Eterno tiene especial cuidado de sus hijos, aunque ellos no se lo pidan, Él ya tiene la provisión necesaria para sustentarles durante toda su vida:

“Y este mismo Dios quien me cuida suplirá todo lo que necesiten, de las gloriosas riquezas que nos ha dado por medio de Cristo Jesús.” Filipenses 4:19 (NTV).

De igual manera Jesucristo es la provisión de justicia para todo el que le reconozca como su Salvador. DIOS sabía que ningún ser humano podría obedecer sus mandamientos para hacerse justo, por ello Jesucristo es la medida perfecta de justicia para que por medio de su sacrificio los creyentes encuentren descanso en su conciencia. Solamente mediante Jesucristo un alma puede sentirse limpia y sin culpa ante DIOS (Romanos 5:17).

El Padre también ha incluido dentro de sus planes provisión para cuando sus hijos cometan errores, Él no es tomado por sorpresa. Él es la provisión suficiente para levantar a los suyos cuando han caído. Por lo que a pesar de tus errores/caídas el SEÑOR te llevará a tu destino divino.

No busques incansablemente la provisión que necesitas, mayormente busca de todo corazón a DIOS quien es tu provisión. Y nada te faltará (Salmos 23:1).

TOP